Materiales para empaques

Materiales para empaques

Materiales para empaques

Dentro del mundo de los empaques existen diferentes materiales. Cada uno de ellos tiene sus usos y ventajas. Por eso es importante conocer los materiales para empaques más comunes y en dónde se pueden utilizar.

Algunos de los materiales más comunes que se utilizan para el embalaje son:

  • El vidrio
  • Plástico
  • Acero
  • Aluminio
  • Madera
  • Papel y cartón

Sabemos que en la actualidad se utiliza cada vez más el e-commerce en todo el mundo. Es por eso que los embalajes se han convertido en un componente importante para la mayoría de las empresas. Incluso aprender a empaquetar de mejor manera es un factor crítico para reducir el costo y tener una mejor gestión de envío. También las empresas han sido más conscientes del medio ambiente y el impacto que está teniendo en el mundo.

Material de empaque reciclable

Un material de empaque reciclable es aquél que se puede utilizar nuevamente después de someterse a un tratamiento y proceso químico. En la vida cotidiana solemos usar muchos artículos que a menudo se pueden reciclar y utilizar para crear un nuevo producto.

Los materiales que suelen ser reciclables son el cartón, papel, vidrio, aluminio y algunos tipos de plástico. Estos se recolectan, se procesan y se venden como materia prima.

Material renovable

Los materiales renovables son los que tienen como componente una base biológica que se puede renovar naturalmente. Un ejemplo de ello son partes de planta de caña de azúcar que se utiliza para crear material bioplástico.

Materiales compostables o degradables

Estos materiales son capaces de descomponerse en sus partes elementales sin dejar restos tóxicos en un aproximado de 90 días. El termino degradable suele referirse a la misma idea, pero no está regulado por la cantidad de tiempo requerido. La diferencia es la cantidad de tiempo que se requiere.

Por qué es importante elegir el adecuado

Elegir el material adecuado es fundamental para que la venta y distribución del producto sea exitosa. Algunos de los factores que debes tener en cuenta para esto es dónde se distribuirá, métodos de transporte, logística de devoluciones y presupuesto del empaque.

Cada material tiene sus ventajas y desventajas. Por eso es importante elegir cuidadosamente la opción que más te convenga.

Materiales para empaques

Materiales para empaques

El plástico suele ser el material de embalaje más conocido. Puedes empacar pequeñas y grandes cantidades. Según una investigación de Plastic Pollution, el mundo produce más de 350 millones de toneladas de plástico cada año.

Dado que el plástico es muy flexible y puede fabricarse para adherirse a diferentes propiedades, suele ser la elección principal de embalaje. El plástico es flexible, liviano y duradero. Suele ser usado principalmente para el empaque de alimentos.

La principal desventaja del plástico es que, dependiendo del tipo, suele ser complicado para reciclar.

Vidrio

Los envases de vidrio se utilizan frecuentemente para líquidos, incluso para algunos suministros médicos.

El vidrio se ha utilizado durante muchos años, particularmente en la producción de alimentos y bebidas porque es un material no poroso y no tóxico que no se filtra en los alimentos y bebidas. Una de las ventajas del vidrio es que conserva el sabor y la frescura de su contenido durante un período de tiempo más prolongado. También se puede crear para que sea hermoso y estéticamente agradable, y es 100% reciclable.

Su principal desventaja es que requiere una gran cantidad de calor y energía para ser fabricado, lo que hace que su huella de carbono sea relativamente grande y su costo de producción sea alto. Además, se debe tener mucho cuidado en su transportación.

Aluminio

El empaque de aluminio es versátil e incluye latas de aluminio, papel de aluminio y productos en aerosol. Este material es altamente resistente a la corrosión y ofrece una excelente producción contra la luz, los rayos ultravioletas, los aceites y el oxígeno. Se utiliza con frecuencia para envasar alimentos o medicamentos debido a su naturaleza higiénica y no tóxica, así como a su capacidad para extender la vida útil de los productos.

El aluminio es ligero y duradero y se puede utilizar con laminados para proporcionar una barrera de protección extremadamente fina para alimentos y bebidas, lo que significa que se utilizan menos materiales en este tipo de envases, lo que ahorra recursos y energía.

Papel y cartón

Los materiales más comunes para el empaque suelen ser el papel y el cartón.

El cartón corrugado, por ejemplo, tiene una excelente estabilidad estructural para enviar, almacenar e incluso comercializar productos. Dado que es fácil de imprimir en material basado en papel, es sencillo incorporar la marca directamente en su empaque. Además, el papel y el cartón son fácilmente reciclables, completamente renovables y, con frecuencia, reutilizables para aquellas empresas y consumidores conscientes del medio ambiente.

Aunque son económicos, ligeros y flexibles, no son tan resistentes como otros materiales de embalaje. En pocas palabras, son fáciles de apilar y almacenar, así como colapsar para reciclar.

Ya que conoces los materiales que se usan para el empaque puedes elegir el adecuado para ti.

Recuerda que en Boxor contamos con todo lo necesario para tus envíos.

¡Visita nuestra tienda online!

Fuentes: https://www.onupkeep.com/answers/manufacturing/common-types-of-packaging-materials

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *